miércoles, 2 de junio de 2010

FRENTE A FRENTE. BUNBURY, JEANETTE, PANDORA, KIKA EDGAR

Enrique Bunbury dignificó una magnífica canción, me alegro.

Escrita por Manuel Alejandro y Ana Magdalena (seudónimo de Purificación Casas, esposa de Manuel Alejandro) fue publicada en 1981.

Originalmente fue interpretada por la cantante hispana-británica Jeanette. Fue el primer sencillo del álbum Corazón de Poeta. Personalmente, no disfruto mucho esa versión que suena más a lástima y autocompasión que a desolación.

Ha sido intepretada por otros cantantes. Por ejemplo, en 2002 fue lanzada una versión del grupo Pandora, incluída en el álbum En Carne Viva. Sin embargo, aunque vocalmente son superiores a Jeanette, nunca logran trasmitir ninguna emoción. Pareciera que sólo se preocuparon por cantarla correctamente, pero jamás la entendieron, ni la hicieron suya.

En 2009 se editó una versión de Kika Edgar pero, aunque peque de quisquilloso, no dejaré de señalar que suena a despecho y enojo... y tampoco me gusta.

Finalmente, en enero de este 2010, Enrique Bunbury lanza su versión como primer sencillo de su álbum Las Consecuencias. Incluye una colaboración de la cantante Miren Iza, vocalista de del grupo Tulsa. En el video oficial tuvieron el gran tino de que, a manera de homenaje, en la escena final, apareciera Jeanette.

¡Gracias señor Bunbury, ahora sí escucho esta canción con tristeza, desazón, añoranza, desamparo y desolación!

Abajo incluyo la letra y los videos de las distintas interpretaciones. ¿Cuál versión les gusta más?

Frente A Frente
por Manuel Alejandro y Ana Magdalena


Queda
qué poco queda
de nuestro amor
apenas queda nada
apenas ni palabras
Quedan...

Queda
sólo el silencio
que hace estallar
la noche fria y larga
la noche que no acaba
Sólo eso queda...

Sólo quedan
las ganas de llorar
al ver que nuestro amor
se aleja
Frente a frente
bajamos la mirada
pues ya no queda nada
de que hablar
nada...

Queda
poca ternura
que alguna vez
haciendo una locura
un beso y a la fuerza
Queda...

Queda
un gesto amable
para no hacer
la vida insoportable
y así ahogar las penas
Solo eso queda...